Asesoramiento fiscal

La tributación inmobiliaria en Tenerife afecta tanto a No-Residentes, Residentes, como a empresas. Esta es diferente a la tributación de inmuebles en otros países.

Como No-Residente, Residente o empresa le atendemos no solo fiscalmente sino también estamos a su disposición para cualquier otra consulta y problemas con teléfono, agua, luz, contribución urbana o también para dar de alta o de baja un vehículo.

No-Residente es quien tiene su domicilio fiscal en un país distinto a España. Este No-Residente tiene obligaciones fiscales “limitadas” en España. Es decir que a parte de la contribución urbana girada anualmente, también se deberá pagar un así llamado impuesto por uso propio en caso de que no se alquile. Los ingresos por arrendamientos de los No-Residentes tienen una tasa impositiva del 24 %.

El estado español obliga al No-Residente a nombrar un representante fiscal, sí tiene más de una propiedad en España. (Ejemplo: Ud. tiene un apartamento y un garaje – ambos inmuebles están registrados en el Registro de la Propiedad con su propio número de finca). Sí el No-Residente tiene un solo inmueble, oficialmente no necesita ningún representante fiscal, sin embargo su propiedad española se considera domicilio de notificación para cartas certificadas o notificaciones de las autoridades.

Sí la notificación no puede ser entregada (por ejemplo por ausencia), esto se publica en el Boletín Oficial y entonces se considera entregado de manera que la autoridad puede ejecutar su reclamación mediante embargo, tanto sí es justificada como sí no. Sí tiene un representante fiscal, obligatorio o no, su dirección será el domicilio de notificación. Además el representante lee las publicaciones en el Boletín Oficial y puede inmediatamente presentar recurso ante reclamaciones indebidas o informar a su cliente sobre el incidente.

El Residente, o sea la persona obligada a tributar “ilimitadamente” en España es quién vive más de 183 días en España y tiene su núcleo de vida principal en España. Está obligado a tributar en España por sus ingresos mundiales. Aquí existe, al contrario del No-Residente, una cantidad exenta en la tributación . La tributación por ingresos se calcula, como en otros países, mediante tasas progresivas. Cantidades exentas son, al contrario de otros países, bajas. Aquí cobra vigencia el convenio de doble imposición entre su país de origen y España para el caso de que existan por ejemplo ingresos en el extranjero de arrendamientos o alquileres, que deberán ser declarados en ese país. Estas serán también mencionadas en la declaración española y el impuesto pagado en el otro país será deducido como impuesto pagado.

Impuesto patrimonial. Los impuestos patrimoniales se quitaron en el 2008, es decir, que en el 2009 no se tributa el imouesto patrimonial del 2008. Impuesto sobre la renta. El Residente deberá entregar los impuestos sobre la renta en España, es decir que deberá tributar por sus ingresos mundiales. La tasa tributaria es progresiva y la tasa más alta es del 48 %, una vez deducidas las cantidades exentas, que al contrario a las de otros países, son relativamente bajas.

El No-Residente está obligado a entregar un así llamado impuesto sobre uso propio. Este se calcula por el valor catastral. Aquí existen diferentes tasas impositivas: En aquellos municipios donde ya se ha realizado una revisión catastral (en Puerto de la Cruz por ejemplo en el año 2001), el contribuyente deberá entregar a Hacienda el 0,275 % del valor catastral, mientras que en municipios sin revisión catastral aún se aplica la antigua tasa del 2 % y de esto el 24% sobre el valor catastral. El Formulario 214 se ha quitatdo.



17-01-2016:
08-03-2015:
10-03-2014:
02-06-2013:
21-03-2013:
28-02-2013:
13-02-2013:
17-11-2011:
26-10-2009: Se ha quitado el Impuesto patrimonial !